Necesitas un taxi, un radiotaxi, un remis?
Te damos todos los telefonos para que consultes

V de vivienda -  Tierra Amiga        23 de Diciembre de 2006

V DE VIVIENDA

Barrios cerrados, edificios cercados, barrios privados. En los últimos tiempos en el barrio de Caballito se han construido 100 edificios de entre 8 y 16 pisos, mientras otros 300 de entre 8 y 36 pisos esperan igual destino. La Ciudad de Buenos Aires vive un proceso de ghetización en barrios de clase media alta, expulsivos de los originarios vecinos. Buenos Aires sufre la concentración y la especulación imboliaria. El 50% de todo lo que se construye en la ciudad de Buenos Aires es vivienda suntuosa. Viviendas sociales, villas de emergencia, inquilinos, casas tomadas, hoteles, familias hacinadas en la única habitación disponible. En Buenos Aires 1.200.000 personas necesitan garantizar el dercho a la vivienda.

Gustavo Desplats de la Protocomuna de Caballito nos cuenta de todo este proceso y cómo se vienen organizando los vecinos de la ciudad y el Gran Buenos Aires.

Lamentablemente hay una distancia entre la imagen que se tiene en el inconsciente colectivo del Barrio de Caballito y lo que realmente es en la realidad. Caballito es considerado un barrio tranquilo, limpio, en el que vive poca gente y hay poco ruido, y es el lugar con la mayor densidad de habitantes por kilómetro cuadrado de la Nación Argentina. Mientras que la ciudad de Buenos Aires ha mantenido en los últimos 55 años su población inalterable, en ese tiempo el barrio de Caballito más que duplicó su población, osea que ha sufrido un proceso de concentración, que lo ha llevado a ser el lugar con mayor densidad de población de toda la Argentina y por supuesto de la ciudad de Buenos Aires, duplicando al promedio de la ciudad de Buenos Aires, que es de 15 mil habitantes por kilómetro cuadrado.

Si uno ve lo que pasa con la zona sur, encontrás barrios con 10 mil, 7 mil, 3000 o 1500 habitantes por kilómetro cuadrado. Eso marca una gran asimetría en la distribución de habitantes en la ciudad de Buenos Aires. Asímismo, la ciudad se da un lujo, según el Plan Urbano Ambiental, la ciudad de Buenos Aires tiene 7 km2 que están vacantes, que son baldíos en los cuales no vive nadie. Y esa misma ciudad, tiene al barrio de Caballito con 7 km2 y 190 mil vecinos. Tenemos en la misma ciudad 7 km2 con nada y 7 km2 con 190 mil habitantes.

Lo que marca lo perverso del modelo que se está aplicando es que dado este marco, y vista la necesidad de incorporar 40 mil nuevos vecinos, se los decide incorporar en el barrio más densamente poblado. Esos 40 mil vecinos son los que podrán llegar al barrio de Caballito de acá a un año y medio si se terminan de construir los edificios. Ya han construido 100 edificios de entre 8 y 16 pisos, y muchos están en diferentes estados de construcción, muchos aún no tienen hechos los cimientos. Hay otros 150 edificios de entre 8 y 36 pisos, y está todo preparado para que se construyan otros 150 edificios más también de entre 8 y 36 pisos. La sumatoria de todo esto serían los 40 mil vecinos que podrían venir al barrio de Caballito.

Acá está la otra cara de esta moneda, hay un gran proceso de concentración. Caballito representa el 3% de la superficie de la ciudad de Buenos Aires y en los primeros 8 meses de este año concentró el 15.1% de toda la construcción de la ciudad, mientras por otro lado tenemos todo el sur de la ciudad, con excepción de San Telmo que tiene un área de protección histórica, que representa el 35% de la superficie de la Ciudad de Buenos Aires, un poquito más de 60 km2 donde se construyó el 3% de todo lo que se construyó en la ciudad en este año.

Si se permitiera que este proceso siguiera durante cuatro años se produciría un proceso de ghetización en barrios de clase media alta, expulsivos de los actuales residentes del barrio. Mi familia vive acá hace casi cien años. Nadie de mi familia podría comprar ni pagar nada en un edificio de 2500 dólares el metro cuadrado, como se están vendiendo ahora algunas propiedades en Caballito. Esto nos lleva en 5 años a ser Río de Janeiro y en 8 años ser Sao Pablo. El otro día me llamaba un señor y me preguntaba qué tiene de malo ser Sao Pablo, si es una gran ciudad. Pero es una de las más contaminadas del mundo, con un gran nivel de delincuencia, de inseguridad. La falta de capacidad de las autoridades para ejercer control sobre las mafias muestra que no es una ciudad para ser vivida ni que de calidad de vida a sus habitantes.

El tema es poder tratar de determinar el esquema de ciudad que queremos construir y el esquema que se está pensado actualmente desde el Código de Planeamiento Urbano impuesto por el brigadier Cachatore, intendente de facto de la dictadura militar en la ciudad de Buenos Aires, que lleva a permitir y fomentar este tipo de asimetrías. Nosotros creemos que esto podría producir la ruptura del tejido social en la ciudad de Buenos Aires.

La ciudad de Buenos Aires está sufriendo la concentración y la especulación inmboliaria. El 50% de todo lo que se construye en la ciudad de Buenos Aires es vivienda suntuosa o premium, para clase alta. La clase alta es más o menos el 3% de la población. La mitad de lo que se construye es para una seguna, tercera o cuarta vivienda especulativa de personas que ya tienen un piso sobre Av. Libertador. Ese es justamente el tema, la ciudad de Buenos Aires tiene 88 mil familias que tienen necesidades de una vivienda social, 150 mil que viven en villas de emergencia, 220 mil en casas tomadas, 60 mil en inquilinatos, 60 mil en hoteles, y 120 mil que se hacinan viviendo familias enteras alquilando una habitación en una casa de familia. Por otro lado hay otros 600 mil vecinos que son de clase media y de clase media baja que no son propietarios de su vivienda y tienen necesidad de comprar una para cumplir ese mandato constitucional del derecho a la vivienda. En total son 1.200.000 personas que necesitan vivienda, ya que 4 de cada 10 vecinos no tienen vivienda propia.

Lo paradójico, lo inconcebible, lo increíble de esta situación es que en el año de mayor crecimiento de la construcción en la historia de la ciudad de Buenos Aires, llegando a 3 millones de metros cuadrados construidos, todo esto no tiene ningún tipo de impacto sobre ese millón doscientas mil personas que tienen necesidad de vivienda, porque lo que se está construyendo son viviendas para alto poder adquisitivo y para especulación financiera e inmobiliaria. Toda la gente que durante la década infame jugó en contra del peso, apostó al dólar y compró bonos de la deuda externa, ahora está invirtiendo sus capitales en la construcción en la ciudad de Buenos Aires y está provocando toda una práctica constructiva que es inversamente a lo que necesita la ciudad y los vecinos de Buenos Aires para poder solucionar los problemas de acceso a la vivienda propia y para lograr la paz social en la ciudad de Buenos Aires.

Ya venimos hace tiempo trabajando, primero tratando de lograr lazos personales entre gente de distintos barrios y luego organizándonos. Hemos constituido la Red Verde Ciudadana hace un par de meses atrás. La Red está compuesta por casi 90 organizaciones de la sociedad civil de la ciudad y del Gran Buenos Aires, donde se trata de manejar una visión integral de esta gran urbe, que es la séptima más grande del mundo. No hay en toda Europa una ciudad que tenga la dimensión de la ciudad de Buenos Aires, somos la cuarta ciudad de América en cantidad de habitantes.

Lo que no hace el gobierno lo vamos a empezar a hacer los vecinos frente a la inacción. Hace 35 días que el Jefe de Gobierno ha presentado el decreto para limitar la entrega de permisos de obra, limitación que nosotros pedíamos hace 7 meses atrás. Todavía no se ha presentado en estos 35 días una normativa de fondo que tienda a garantizar la seguridad jurídica y la posibilidad para un crecimiento sustentable, dentro de los cánones de respeto del medio ambiente y de la Agenda 21. Que la ciudad de Buenos Aires sea la séptima ciudad del mundo no por su cantidad de habitantes, sino que sea una ciudad que le de calidad de vida a sus habitantes.

Es importante que la gente salga a la calle y se exprese, por este y por otros temas. Más allá de todo lo que haya pasado, se pueden cambiar las cosas importantes de la vida con la participación. *

Contacto con la Protocomuna de Caballito:
protocomunacaballito(@)yahoo.com

volver