Necesitas un taxi, un radiotaxi, un remis?
Te damos todos los telefonos para que consultes

DIA DE LA MINERÍA
Red Nacional de Acción Ecologista de la Argentina BOLETIN 508 / 6 de mayo de 2007

Cierta propaganda política ha conseguido que parte de la población crea que los ambientalistas son terroristas subversivos, gente que se opone al progreso, gente que quiere que volvamos a la Edad de Piedra, gente que se opone a la minería porque están pagados por los terratenientes o viñateros que quieren que el país siga siendo un conjunto de feudos agroganaderos, etc.

No es así.

Reconocer el valor económico que tienen las entidades bancarias para el desarrollo económico de una comunidad no es contradictorio con las críticas que podamos hacer a la Patria Financiera. La Historia nos ha enseñado la diferencia.

De la misma manera, reconocer el valor de la sana minería para la economía no es contradictorio con las denuncias por el saqueo que la Patria Minera está llevando a cabo al amparo de leyes fabricadas ad hoc durante las pasadas dictaduras neoliberales (el “proceso” militar y el menemismo, dos capítulos de una misma historia). Las mismas dictaduras que prohijaron a la Patria Financiera y otras “Patrias” de las que tenemos la memoria fresca aún.

Barrica Gold hoy es más que una empresa extranjera. Es un símbolo.

Que sea co-propiedad de George Bush padre no es un dato menor, si recordamos a ese personaje como el padrino de Carlos Saúl I, el que convirtió a la Argentina de los 90 en una verdaderaza montaña de escombros, incluso en lo moral. Que ese personaje, siendo director de la CIA, haya protegido a terroristas en todo el mundo, no es un dato menor. Ni es un dato menor que haya apadrinado el dictado de leyes de saqueo económico en Argentina y muchos otros países hermanos del Tercer Mundo.

Hoy Carlos Saúl I no está, pero sus leyes siguen intactas, y su “padrino” viene a cosechar lo que sembró en aquel tiempo. Él y sus secuaces…

Porque Barrick Gold no está sola. Es un símbolo, o es sólo la parte visible del iceberg.

El pueblo argentino va dándose cuenta. Esquel hizo punta en esta lucha, no contra la minería, sino contra el saqueo. Pero a Esquel se suman ahora Tucumán, Catamarca, La Rioja, parte de Mendoza, etc.

Frente a ello, los propagandistas a sueldo de la Patria Minera (varios de ellos enquistados en puestos de poder político en la Nación y en varias provincias) confunden a los mismos mineros, asustándolos con que los “fundamentalistas” de la ecología los van a dejar sin trabajo.

Entonces, “los ambientalistas están contra la minería”.

Tampoco es así.

Los ambientalistas no estamos contra la minería, sino contra el saqueo y la contaminación, contra el despojo a cambio de espejitos de colores, contra el uso indiscriminado de nuestra agua para producir oro que servirá para la econom`´ia de despilfarro del Primer Mundo.

Para nosotros, el Día de la Minería tiene un carácter especial: el de seguir luchando contra el saqueo y el de seguir esclareciendo sobre quién es verdaderamente nuestro enemigo.

Por lo tanto, un día que no nos es ajeno.

Para la Patria Minera, es un día en que se realizarán foros para festejar no sabemos qué, y para calumniar al ambientalismo sin escuchar otras campanas. Con el aplauso irracional pero no menos cómplice de políticos “felices” de estar trabajando por el progreso de la comunidad (¿)

Para este Boletín hemos seleccionado un texto de alguien que también es un símbolo, pero de lucha. CARLOS BENEDETTO–INAE.

BARRICK GOLD SACÓ SU CARTEL AL VER VENIR LA PROTESTA

El 2 de mayo en buenos aires Barrick Gold paso a la clandestinidad - Por Javier Rodríguez Pardo

Buenos Aires, 3 de mayo de 2007

Desfilamos por el centro de Buenos Aires cortando el tránsito a nuestro paso. Algunos se detenían para leer nuestros carteles y otros preguntaban que quiere decir BARRICK MIENTE. Creo que tuvimos alguna bendición suprema por la excelencia del resultado y por la concentración en Marcelo T. De Alvear y Libertad con curiosos y gente de prensa, las cámaras de noticias de ATC canal 7, algunos documentalistas y un canal de televisión egipcio entusiasmado por captar imágenes y opiniones, y lógicamente las dimos.

La movilización contra la transnacional minera de George W. Bush, emblema de la contaminación y el saqueo que sufren nuestros pueblos, concluyó frente a sus oficinas en Arenales al 700 y fue recibida por numerosos compañeros apostados frente a la pantalla que exhibía una de las tantas películas contra la minería a cielo abierto y sopa química. Y tal como nos ocurrió en Chile, en ocasión de entregarle la carta (que finalmente tuvo que recibir) exigiendo su expulsión e inmediato cese de las actividades extractivas, una comisión policial nos impidió el acceso al edificio, pero sin poder evitar que detectáramos la ausencia de la placa ubicada en el vestíbulo que anunciaba la sede de Barrick Gold en Argentina.

La policía insistía en afirmar la inexistencia de las oficinas de la minera mientras que los manifestantes ratificábamos que hasta ayer la transnacional nos había atendido en ese lugar. "Es que Barrick acaba de pasar a la clandestinidad", fue el ocurrente comentario de uno de los nuestros y procedimos de inmediato con los discursos. La participación de catamarqueños de Andalgalá, de los autoconvocados de Esquel, de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, y oradores de varias asambleas porteñas, completaron el marco de la denuncia pública. Un par de días antes, jóvenes estudiantes de sociología de la UBA, expusieron en la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) que sesionó en San Rafael, Mendoza, los alcances de la organización de la protesta. Merecen nuestro reconocimiento por el esfuerzo y por haber recogido el guante en la ciudad de Buenos Aires.

Desde hace dos años, compañeros de los cinco continentes, referentes de países como Australia, Chile, Perú, Argentina, azotados por la actividad de esta minería, concebimos un día internacional contra Barrick Gold que finalmente recayó en el 2 de mayo, fecha de reunión del consorcio minero en Toronto para dilucidar sus utilidades, acciones y negocios. Mientras tanto, una pantalla instalada casi sobre la puerta de acceso a las oficinas de Barrick, comenzaba a reflejar imágenes de la película de Santiago Scrinzi, AGUA SI, ORO NO y, sentados sobre la calle Arenales compusimos una original platea con vehículos que se desviaban lentamente debido a la curiosidad de sus ocupantes que intentaban comprender el significado de un enorme cartel que presidía el acto: BARRICK MIENTE.

Es de esperar que canciones, panfletos y carteles les hayan permitido a los transeúntes comprender de qué se trataba, si bien la acción conjunta internacional tuvo como destino avisarle a la empresa, a gobernantes y a funcionarios locales, que nuestros pueblos impedirán tarde o temprano la depredación y el despojo de los bienes comunes, denunciando además que las palas mecánicas espoliadoras, de la corporación Barrick Gold, se hallan ensangrentadas. Más sobre la Jornada Mundial de Lucha Contra Barrick Gold y Subsidiarias: www.protestbarrick.net/ Machsepa21@yahoo.com.ar - www.renace.net

volver