Vender lacteos contaminados no es delito - ANTONIO E. BRAILOVSKY   -  16 DE JULIO DE 2007
Hace unos meses, un grupo de ciudadanos nos presentamos a la Justicia debido a un estudio de la Universidad de Buenos Aires que encontraba residuos de plaguicidas en lacteos destinados al consumo infantil.
Para peor, habia plaguicidas en el 90 por ciento de las muestras de productos lacteos analizadas por esa Universidad y algunos eran quimicos extremadamente toxicos y prohibidos en el pais y en casi todo el mundo.
Hicimos la presentacion en forma conjunta con la ONG Justicia Ambiental, y con el patrocinio de los abogados Felix Isla y Hugo Linares. Pedimos que se ampliara la investigacion, para ver:

Si se encontraban niveles especialmente altos de esos plaguicidas en otras muestras de lacteos.

Si se trataba del resultado de una contaminacion antigua o si se seguian vendiendo plaguicidas que estaban prohibidos desde hacia muchos años.

 

Si alguna de las empresas lacteas tenia una planta especialmente destinada a vender a los Estados Unidos productos libres de plaguicidas, tal como indica una publicacion del Banco Interamericano de Desarrollo.
El Juez que recibio la causa la archivo "por inexistencia de delito". El tema lo tomo el Fiscal Ambiental, quien hizo lo mismo. Pedimos se reconsiderara y nuestro pedido fue desestimado.

Lo interesante del caso es que tanto el Juez como el Fiscal llamaron a declarar a la investigadora de la UBA que hizo los analisis de lacteos, quien en su declaracion contradijo los resultados de la investigacion:

Dijo que los niveles de plaguicidas encontrados eran muy pequeños y que no podian afectar la salud. Sin embargo, su investigacion dice que el consumo diario de esos lacteos provocaria que los niños superaran la ingesta admisible de uno de los productos mas toxicos, el heptacloro. Es decir, que consumir esos lacteos podia provocar intoxicaciones acumulativas en el largo plazo.
Tambien contradijo sus recomendaciones, ya que estas dicen que las empresas deberian elaborar los lacteos infantiles con niveles cero de plaguicidas. Si -como ella dice- los niveles actuales de plaguicidas no afectarian la salud, ¿para que hacer una recomendacion inutil?
Por ultimo, considero una buena noticia haber encontrado un 10 por ciento de muestras limpias de plaguicidas. Previsiblemente discrepamos: para nosotros es una mala noticia haber encontrado un 90 por ciento de muestras contaminadas.
A pesar de las contradicciones evidentes (y que nosotros señalamos en nuestro escrito) tanto el Juez como el Fiscal se dieron por satisfechos y cerraron la causa. Tratemos de comprender que ocurrio, evitando la facil acusacion a las personas involucradas. Creo que la explicacion tiene que ver con que aun no hemos incorporado el riesgo ambiental al ejercicio de nuestras respectivas profesiones:

Desde el punto de vista del Juez y del Fiscal, creo que aun no tenemos una percepcion del rol de la Justicia en prevenir y evitar el daño ambiental. Para su mentalidad, para su formacion "o castigamos a alguien o no hacemos nada". En consecuencia, no se les ocurrio aceptar nuestro pedido de obligar a las empresas a hacer lo mismo que la UBA les recomendaba: usar leches libres de plaguicidas en la elaboracion de productos para consumo infantil.
En el caso de la investigadora de la UBA esta el peso de toda nuestra formacion academica. Desde que ingresamos a la Universidad nos enseñan que el rol del cientifico es producir informes de investigacion y publicarlos (en lo posible, en ingles). Pero, ¿en que momento de la carrera nos dijeron que la ciencia tiene que estar el servicio de la sociedad que la sostiene? ¿Alguien nos esta recordando todo el tiempo que los numeros de una investigacion pueden ser vidas humanas amenazadas y que tenemos un imperativo etico para actuar?
En esta entrega ustedes reciben:

Nuestra presentacion ante el Fiscal Ambiental, en la que pedimos se profundice la investigacion sobre lacteos contaminados, y que fue rechazada por esa Fiscalia, y
La obra de arte que acompaña este mensaje es la "Madonna del prado", del veneciano del Renacimiento Giovanni Bellini. Bellini abandona la tempera que habia caracterizado a sus primeras obras e incorpora el oleo, usado entonces solo por los artistas flamencos. A ese material le agrega el particular manejo de la luz de la escuela veneciana y logra mostrar paisajes serenos en sus pinturas. En esta obra, el niño duerme tranquilo, sin duda porque puede confiar en la leche que le ofrece su madre.
Un gran abrazo a todos.

Antonio Elio Brailovsky

Madona del prado de Giovanni Bellini

Giovanni Bellini (1430-1516): "Madonna del prado"


Señor Fiscal Federal:

Antonio Elio Brailovsky, por derecho propio, con domicilio legal constituido conjuntamente su letrado patrocinante Dr. Hugo N. Linares en la Avda. de Mayo 1365 5to, en el expdte. "Actuaciones iniciados por averiguacion infraccion ley 24051 Nro. 03.07" digo que:

I. OBJETO.-

i. Vengo ante Vd. a solicitar declare la inmediata nulidad de las actuaciones por cuanto en Va. Resolucion de Fs. 42.43 se hace referencia a mi persona, implicitamente, como el unico denunciante en la causa.

Ello no es asi por cuanto tal como surge del escrito de denuncia tambien revistio mi mismo rol la ONG "Justicia Ambiental" a quien no se le ha dado ninguna participacion en la misma por lo que lo actuado en consecuencia es nulo y asi debe ser declarado-

ii. Asimismo solicito continue por autoridad competente tanto territorial como funcionalmente, la investigacion de los hechos denunciados en este proceso por cuanto la misma ha sido absolutamente limitada con relacion a la importancia de los ilicitos presuntamente cometidos.-

Es que Señor Fiscal esta en juego la salud de las personas, en especial de lactantes y niños, y sin embargo en la causa no se ha completado un esfuerzo suficiente para resguardar la misma, veamos por que:

a. Vd baso unicamente su resolucion del 4.6.2007 en los dichos de la testigo Villaamil que declaro sucintamente que: Los toxicos que ella detecto en la muestras de mercado de leche estan dentro de las normas de SENASA, esos toxicos son casi balsamicos.-

Y sin mas dispuso el archivo de la causa.-

Sin embargo:

1. LA INVESTIGACION REALIZADA POR LA TESTIGO ENCUENTRA RIESGOS PARA LA SALUD HUMANA

En la investigacion de la testigo que motivo la denuncia y se encuentra agregada al proceso se encuentran plaguicidas clorados en el 90 por ciento de las muestras de productos lacteos para consumo infantil analizados. En la mayor parte de los casos, se trata de cantidades pequeñas de sustancias muy toxicas, las que, entendemos, han sido ocultadas al publico por los respectivos fabricantes.

Sin embargo, uno de los toxicos, el Heptacloro y Heptacloro Epoxido, se encuentra en niveles que superan la ingesta diaria admisible, lo que implica un riesgo toxicologico severo que, en nuestra opinion, debe ser atendido con urgencia.

Sostiene la investigacion citada:

"Considerandose las concentraciones medias y medianas de los POC en leches, las ingestas estimadas en neonatos de los POC decaen por debajo de las IDAs recomendadas, no siendo asi en el caso del Heptacloro ya que supera la IDA 18 y 13 veces respectivamente. En lactantes (6 y 15 Kg de peso corporal) el grupo del _DDT y _Endosulfan, teniendo en cuenta las concentraciones maximas en las leches, contribuyen escasamente a la IDA (0,04 y 0,1 veces respectivamente) pero se observan importantes aportes al IDA para los grupos de Aldrinas, Clordano y Lindano (30; 7 y 2 veces la IDA respectivamente)".

"En los productos lacteos los unicos POC que colaboran con cantidades que superan la IDA fueron el Heptacloro (supera la IDA 6 veces) y el Endrin (3 veces), considerando la concentracion maxima hallada y niños de aproximadamente 3 meses (6 Kg de peso corporal)".

"Teniendo en cuenta las concentraciones medias y medianas, solo el Heptacloro contribuye con cantidades considerables: 0,8 y 0,6 veces la IDA respectivamente. Esto ultimo indica un probable alto riesgo de exposicion de los lactantes al Heptacloro y su epoxido". (El subrayado es nuestro)

"Aun cuando ninguna de las muestras analizadas mostraron concentraciones superiores a los limites maximos de residuos (LMR) que establece el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) (20), superan muchas veces la IDA en el caso de niños y los grupos de POC ya mencionados".

("RESIDUOS DE PLAGUICIDAS ORGANOCLORADOS EN LECHES INFANTILES Y PRODUCTOS LACTEOS Y SU EVALUACION DEL RIESGO", realizado por Villaamil Lepori, Edda; Ridolfi, Adriana; Alvarez, Gloria; Rodriguez Girault, Ma. Eugenia, integrantes de la Catedra de Toxicologia y Quimica Legal. Facultad de Farmacia y Bioquimica. Universidad de Buenos Aires.

El mismo ha sido publicado en: Acta Toxicologica Argentina, Volumen 14 –Suplemento Agosto 2006).

Aclaracion terminologica:

POC es una sigla que se refiere a los contaminantes que son objeto de esta presentacion.
IDA es ingesta diaria admisible. Es decir, la cantidad de un toxico que puede ingerirse sin daños importantes para la salud.
La definicion de "ingesta diaria admisible". Dado que se trata de valores de este toxico que la superan, es necesario aclarar dos definiciones toxicologicas basicas:

Limites admisibles: la cantidad de un toxico que se considera se puede ingerir sin traer serios problemas en el corto plazo. Son los valores que fija el Codigo Alimentario Argentino para residuos toxicos en alimentos.
Ingesta diaria admisible: la cantidad de un toxico que se considera se puede ingerir sin traer serios problemas en el largo plazo.
2. LOS DICHOS DE LA TESTIGO CONTRADICEN LAS CONCLUSIONES DE SU INVESTIGACION.

En la citada investigacion, la Dra. Villaamil Lepori concluye que:

"Teniendo en cuenta que en alrededor del 10por ciento de las muestras de leches y productos lacteos analizados no se detectaron residuos de POC se recomienda controlar los niveles de residuos de POC en las partidas de leches destinadas a la preparacion de alimentos lacteos infantiles y no utilizar aquellas partidas que contengan niveles de residuos".

("RESIDUOS DE PLAGUICIDAS ORGANOCLORADOS EN LECHES INFANTILES", op. cit)

Si la testigo considera que los residuos de plaguicidas que encontro en los lacteos son inocuos, ¿por que formula la recomendacion que acabamos de citar?

Si, por el contrario, se trata de niveles peligrosos para la salud publica, el dejar de usar leche con residuos peligrosos no puede dejarse librado a la voluntad de las empresas. Por el contrario, es la Justicia quien debe obligar a las empresas a cumplirlo.

Tal es el sentido de nuestra presentacion.

Sin embargo la testigo cuando declara ante VS dice que los POC NO DAÑAN A LA SALUD.

Entonces ha mentido cuando hizo el informe o ha mentido cuando declaro ante esta Fiscalia. La investigacion entonces debe acreditar en cual de los extremos nos hallamos y ello no fue hecho.-

3. ¿SE SIGUEN VENDIENDO LOS PLAGUICIDAS PROHIBIDOS?

A partir de la divulgacion publica de la mencionada investigacion y de nuestra denuncia, el biologo y periodista Sergio Federovisky realizo una investigacion exploratoria sobre el mercado de agroquimicos.

Federovisky buscaba saber si los plaguicidas prohibidos hace muchos años continuaban vendiendose en nuestro pais.

La situacion es completamente distinta si las leches estan contaminadas por residuos de productos que dejaron de usarse hace tiempo (y que iran diluyendose con el tiempo), que si continuan empleandose y, por ende, amenazando la salud publica.

En este ultimo caso (es decir, si se estan usando plaguicidas prohibidos) hay un claro riesgo para a salud publica y, en nuestra opinion, una conducta eventualmente delictiva.

Reproducimos a continuacion los parrafos completos del libro en el cual Federovisky relata su experiencia sobre el tema que nos ocupa:

"A comienzos de 2006 se conocio un trabajo cientifico que expuso la que seria, segun mi modesto saber y entender; una de las noticias mas tremendas de que se tenga memoria en relacion con el consumo masivo y la bestialidad publica. La catedra de Toxicologia y Quimica Legal de la Facultad de Farmacia y Bioquimica de la Universidad de Buenos Aires difundio un estudio segun el cual el 90 por ciento de las muestras de leche maternizada contenian restos de plaguicidas. Muchos de los plaguicidas hallados corresponden a sustancias prohibidas nacional e internacionalmente desde hace al menos una decada. El dato es aberrante y mas aberrante fue que se lo silenciara rapidamente mediante una brutal campaña publicitaria de una de las mas potentes empresas lacteas, de la voz de un veterano locutor de canas blancas y bigotes negros que nos propone desde siempre una vida sana (aunque sea tomando plaguicidas)".

"La camara que nuclea a las empresas lacteas emitio un comunicado de prensa, como es costumbre en la Argentina, desmintiendo. La gacetilla no solo desacreditaba el estudio, como si una investigacion llevada a cabo por la Universidad de Buenos Aires fuera tan facil de descalificar; claro, en la Argentina todo es posible. Tambien, la gente que representa a las empresas que se encargan de producir y suministrar la leche con que se alimentan nuestros hijos negaba la existencia de una carta del Banco Interamericano de Desarrollo en la que se felicitaba a una empresa argentina por haber instalado una planta de produccion especial para Estados Unidos, debido a las exigencias de ese mercado en cuanto a la presencia de residuos toxicos en los lacteos. El comunicado de la Camara de la Industria Lechera era maravilloso: "La industria lactea nacional no dispone —salvo algun caso muy particular— de plantas dedicadas exclusivamente al mercado externo".

"Si este libro fuera sobre semantica, discurso institucional o imagen corporativa podriamos hacernos un verdadero picnic: "...no dispone —salvo en algun caso muy particular— de plantas dedicadas al mercado externo", decia el parrafo en cuestion. Disculpen mi ignorancia, diria Mario Sapag imitando a Borges: ¿dispone o no dispone? ¿Que condicion es esa de desmentir afirmando o de afirmar desmintiendo? Si hay algun caso muy particular en que si hay una planta dedicada exclusivamente al mercado externo, y ya explicamos que tambien el BID lo sabe y lo congratula, entonces es mentira que la industria lactea "no dispone". Si dispone, evidentemente, de plantas dedicadas exclusivamente al mercado externo, y las utiliza cuando el mercado externo se lo exige".

"Pero este libro pretende demostrar que el medio ambiente no le importa a nadie o, mejor dicho, no le importa a quienes tienen capacidad para revertir situaciones de agresion directa contra el entorno, los recursos naturales o la salud. Las decisiones que se adoptan en aspectos asociados a la produccion no contienen la variable ambiental en su decalogo, simplemente porque casi con seguridad condicionarian en buena medida la esencia de esa decision".

"La informacion suministrada por la Facultad de Farmacia y Bioquimica apenas concluida la investigacion era contundente, y asi lo explico la doctora Edda Villaamil Lepori, profesora asociada de la catedra de Toxicologia y Quimica Legal y directora del equipo de cientificos:"

"Analizamos 50 muestras de leches maternizadas y 51 muestras de yogures y postres disponibles en el mercado. Hallamos que solo el 10 por ciento de ellas estaba libre de los plaguicidas cuya presencia queriamos detectar, dada su peligrosidad, especialmente para los bebes y niños".

"Los investigadores buscaban detectar la presencia de residuos de plaguicidas, algunos de los cuales fueron prohibidos ya hace tiempo en la Argentina, y de otras sustancias toxicas cuyo uso se halla estrictamente restringido. Relato Villaamil":

"Si bien estudiamos un conjunto amplio de componentes de diversos plaguicidas, centramos la atencion en los plaguicidas organoclorados, conocidos por las siglas COP, puesto que son extremadamente persistentes y se acumulan en la cadena alimentaria".

"¿Que son los COP (Contaminantes Organicos Persistentes)?"

"Ni mas ni menos que venenos hiperletales, de espantosas consecuencias a lo largo del tiempo, por su alto nivel de toxicidad y persistencia, como cancer, malformaciones, daños irreparables en los riñones, el higado y otros organos. Los COP estan prohibidos en todo el mundo y hasta hay un convenio de las Naciones Unidas, conocido como Convenio de Estocolmo porque se firmo en esa ciudad, que establece cuales son los productos insecticidas y herbicidas que nadie debe fabricar, comercializar o vender. Esa convencion de Naciones Unidas ya determino una lista de doce productos que entran en esa categoria de ilegales. El DDT, el clordano, el aldrin, el dieldrin y algunos mas ingresan en ese listado abominable de sustancias producidas artificialmente con la unica finalidad de matar en general insectos o malezas y, en muchos otros casos, personas, como ocurrio con el defoliante agente naranja, cuya aplicacion en Vietnam tuvo el efecto colateral de la muerte de algunas decenas de miles de vietnamitas o su alteracion sanitaria o genetica definitiva".

"El 31,7 por ciento de las muestras de leche maternizadas que analizo la UBA presento rastros de aldrin o dieldrin que, segun la Agencia de Proteccion Ambiental de los Estados Unidos, es potencialmente cancerigeno en seres humanos. El 53,3 por ciento de la leche que en la Argentina se expone en gondolas y se publicita con bonachones señores de bigotes poblados de buenas intenciones contiene DDT, uno de los insecticidas mas potentes jamas inventado en un laboratorio, que puede provocar cancer de higado y trastornos reproductivos, inhibiendo la capacidad de tener hijos. El 10 por ciento de la leche estudiada por la doctora Villaamil y su equipo contenia endosulfan; que entre otros maravillosos efectos —ademas de matar aquel organismo sobre el cual se aplica directamente—puede alterar geneticamente las celulas de quien se expone aun a bajas dosis de forma sistematica. El 57,4 por ciento de las muestras presentaba heptacloro, un toxico que disminuye la fertilidad y, de acuerdo con la Agencia Internacional para la Investigacion del Cancer, tiene la cualidad de desatar tumores en los seres humanos. Similares porcentajes de presencia se detectaron en cuanto a compuestos como hexaclorociclohexano, hexaclorobenceno o clordano. Interesante la condicion legal de todas estas sustancias que participan de modo tan contundente en la leche que se ofrece como sinonimo de calidad para alimentar y mejorar la salud de nuestros hijos: estan prohibidas por la legislacion argentina, ademas de estar condenadas por el Convenio de Estocolmo y por decenas de paises firmantes de esa convencion. Algunos otros, tambien hallados en la leche maternizada, si bien no tiene prohibicion total, presentan enormes restricciones en sus aplicaciones y solo pueden adquirirse —segun lo determina la ley— por medio de receta agronomica archivada, tal como ocurre con las drogas en una farmacia".

"No fue cuestion de hacer alarmismo ni amarillismo, sino de hacer ciencia, lo que condujo a la doctora Villaamil a analizar el contenido de los envases de leches, flanes y yogures para comprobar si en su interior aparecian estos malignos venenos. La guiaba, seguramente, un afan de aportar, con su conocimiento, a una advertencia que, con datos empiricos, sumara certeza a lo alertado por el International Lile Science Institute (ILSI) que en 2001 habia concluido que "la exposicion prenatal y de niños pequeños a los COP esta relacionada con deficiencias en el desarrollo neurologico y con la frecuencia de bajo peso corporal". No sea cosa que cuando uno le da a su hijo un postrecito de esos que prometen alargar los huesos en cuestion de segundos y fortalecer los musculos hasta darles la contextura de una piedra, en realidad le este dando el pasaporte para las "deficiencias neurologicas y el bajo peso corporal". Habra sido eso lo que empujo a los investigadores a hacer un estudio que les diera la tranquilidad de que nuestras madres pueden confiar en la leche argentina. No fue, evidentemente, lo que ocurrio."

"Bueno, debe haber dicho alguien al leer los resultados del estudio, por lo menos, podemos estar tranquilos de que la aparicion de plaguicidas prohibidos hace años en la leche debe tener que ver solo con la persistencia en el tiempo. Se sabe, argumento probablemente el investigador que analizo las muestras, que uno de los motivos centrales por los que estos productos estan prohibidos en todo el mundo es su persistencia en tanto tardan mucho tiempo en degradarse quimicamente y perder "potencia", pues logicamente no son biodegradables, y tienen la capacidad de viajar por los aires. Bien, agrego nuestro imaginario investigador amigo, estemos tranquilos de que cuando los plaguicidas prohibidos agoten definitivamente su presencia en los pastos o cultivos en los que fueron fumigados antes de su prohibicion, la leche y demas alimentos quedaran libres de ellos".

"Lamento decirle a nuestro amigo imaginario que se equivoca."

"Sabran quienes lean este trabajo que quien esto escribe trabaja de periodista, y que los periodistas, en general, tenemos la ingrata tarea de confirmar en los hechos que las buenas noticias enunciadas no son mas que eso: enunciados. Para realizar una investigacion televisiva sobre este tema, un productor del programa Informe Central, asesorado por un señor que conoce acerca de donde y como comprar plaguicidas prohibidos, se encamino hacia una boca de expendio de productos, insumos y materiales para la actividad agricola. Tal comercio esta ubicado en el interior del Mercado Central, paradojicamente el sitio en que uno imagina que puede adquirir verduras y frutas de calidad probada. Sabia nuestro productor que debia solicitar la compra de productos divididos en dos categorias: los que estan completamente prohibidos (y alli fue, por ejemplo, a pedir clordano) y los que solo pueden comprarse con receta agronomica archivada (y alli marcho nuestro hombre, camara oculta en ristre, a solicitar que le vendieran endosulfan)".

"El endosulfan, asi como el DDVP o el carbofuran, se lo vendieron sin mas requisito que pagarlo. Ni receta, ni ninguna cosa rara".

"Ante el pedido de clordano, el vendedor miro con otra cara. "Esta recontraprohibido", le espeto. Cuando nuestro productor daba un pequeño respingo hacia atras, frustrado por creer que no podria demostrar lo que iba a buscar, el vendedor prosiguio su frase: "Pero me voy a fijar a ver si me queda". No le quedaba en stock, claro, pero no porque estuviera recontraprohibida. Simplemente se le habia acabado. Pero, gentil y diligente, le explico donde comprarlo".

(Federovisky, Sergio: "El medio ambiente no le importa a nadie", Buenos Aires, Editorial Planeta, 2007).

En otras palabras, que existe un testimonio publicamente accesible sobre la venta de plaguicidas prohibidos, los mismos que pueden estar afectando los lacteos de consumo infantil.

Sergio Federovisky puede ser citado para ratificar sus dichos.

Tambien puede pedirsele la grabacion en video de la camara oculta efectuada al vendedor de agroquimicos prohibidos. Sabemos que la misma no constituye prueba judicial, pero si una significativa aproximacion a reconocer la existencia del problema.

2) Veamos pues cuales son las pruebas omitidas:

I. El conocimiento personal y directo del Señor Fiscal de las supuestas normas del SENASA que autorizan la existencia de agrotoxicos multiples en las leches que consumen los niños argentinos.

Es que si Vd. no conoce esas normas –porque no las ha citado siquiera en su resolucion- mal puede comparar lo que regulan las mismas con los dichos de la testigo y las mediciones que efectuo oportunamente la misma en las leches con agrotoxicos.-

II. a) El conocimiento personal y directo del Señor Fiscal de que los multiples agrotoxicos hallados no causan daño a la salud, lo que no es cierto.-

La testigo falto a la verdad en su declaracion ya que del trabajo del que es co autora y que motiva esta investigacion emerge claramente que los agrotoxicos en cuestion son riesgosos para la salud humana como ya lo hemos descripto.-

II. b) Falta tambien en su investigacion la declaracion testimonial del resto de los autores de la investigan, o requerir una pericia medica (Art. 253 C. De Ptos) u observar la Convencion de Estocolmo del año 2001 a la que luego me refiero.

Nada de eso efectuo.

Declaro la testigo y no se produjo ninguna otra actividad investigatoria idonea.

Le aporto en el punto que en obras como "Toxicologia" de Dario Cordoba, Editorial El Manual Moderno, Colombia –que puede conseguirse en las librerias cercanas a la Facultad de Medicina de la UBA- o "Toxicologia" de Mario P. Francone, Editorial Panamericana, Buenos Aires; se describen los efectos dañosos a la salud de varios de los agrotoxicos detectados en contrario de lo atestiguado por la unico testigo.-

II.c) En este orden de ideas me apresuro a señalarle tambien que, aun cuando hipoteticamente se comprobara en el proceso de manera regular –esto es comparando normas con toxicidad en las leches- que la misma esta dentro de los parametros, ello es insuficiente para archivar la causa pues lo que debe acreditarse que efectivamente esos agrotoxicos no dañan la salud pues los limites administrativos no son oponibles a los daños reales en la salud de las personas cuya penalizacion surge por normas legislativas superiores en la piramide juridica, incluso como mas adelante se vera la de tratados internacionales.-

I. Por lo demas el objeto de la investigacion no se ha dirigido correctamente.-

En ese sentido emerge de como se ha conducido el proceso que se ha intentado investigar la existencia de los tipos legales de la ley 24.051.-

Ha sin embargo omitido tambien en forma equivocada toda investigacion en orden a los delitos del Art. 200 y Ss. Siendo que este "grupo de normas mencionadas, aplicado en orden a una interpretacion ambientalista moderna" (Mauricio Libster, Delitos Ecologicos, Depalma, 2da. Edicion, Pag. 248).-

Esto entonces merece algunas aclaraciones.-

Es que si Vd. investiga los delitos en orden a la ley 24051 carece de toda competencia territorial para ello pues es un hecho de publico y notorio conocimiento que en el ambito de la Ciudad de Buenos Aires no existen ni vacas pastando, ni usinas lacteas; por lo tanto alli no se ha producido ninguna contaminacion por residuos peligrosos en la misma y por tanto mal pudo Vd. archivar la causa sobre esa cuestion ajena a su competencia, sin averiguar siquiera el mecanismo de produccion de la introduccion de los agrotoxicos que seguramente fue por lo anterior fuera de esta Ciudad.-

Entonces lo unico que se puede investigar en la Ciudad de Buenos Aires son los daños a la salud y la existencia de los delitos de lesiones y muerte por ingesta de leches con agro toxicos –lo que no se hizo y debe entonces profundizarse sobre el tema.-

IV. Tambien ha omitido toda intervencion o requerimiento de medidas probatorias a la Administracion Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnologia Medica (ANMAT), creada por Dec. 1490-92 y encargada del control y fiscalizacion sobre los productos, sustancias, elementos, tecnologias y materiales que se consumen y se usan en la alimentacion humana; lo que habla nuevamente de la pobreza arbitraria de la investigacion que esta desarrollando esa Fiscalia.-

V. Ha olvidado consignar tambien en la instruccion de la causa que el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Organicos Persistentes firmado en el 2001 establecio un listado inicial de sustancias a eliminar o restringir a escala global al considerarlas muy graves para la salud y el medio ambiente, la llamada "la docena sucia": Dioxinas, furanos, PCB, hexaclorobenceno y los plaguicidas, encontrados en las leches que toman nuestros niños de acuerdo al estudio adjunto al proceso; DDT, aldrina, clordano, dieldrina, endrina, heptacloro, mirex y toxafeno.-

Se sigue de ello que siendo la Argentina pais miembro del Convenio, la sentencia ha desconocido que los agrotoxicos hallados son, por imperio de un Tratado al que adhirio nuestro pais, particulas muy graves para la salud humana para la comunidad internacional, y con la simple declaracion infundamentada de una testigo, decidio lo contrario, en oposicion a lo que las naciones civilizadas del mundo han reconocido.-

Esa Convencion figura incluso como consulta en la pagina web de la Secretaria de Medio Ambiente de la Nacion.-

i. PETITORIO.-

Como corolario, la investigacion debe proseguir ya que:

a) por la omision de toda intervencion en la causa del co denunciante Justicia Ambiental lo actuado es nulo.-

b) se declaro la inexistencia de un delito previsto por la ley 24051 fuera de la jurisdiccion ya que la posible contaminacion por residuos se produjo donde comen las vacas, se transporta la leche a las usinas lacteas y se elabora esta en las mismas TODO COMO ES DE PUBLICO Y NOTORIO CONOCIMIENTO FUERA DE ESTA CIUDAD.-

c) El delito cometido en esta jurisdiccion ha sido alguna de las figuras de Daños a las Personas y sobre el mismo no se ha agotado la invesigacion.-

d) Los agrotoxicos hallados en las leches para nuestros bebes y niños son Contaminantes Organicos Persistentes (COP) por ser dañosos para la salud de acuerdo a lo establecido en el Convenio de Estocolmo del año 2001.-

Sera JUSTICIA.-

El telefono del estudio del Dr. Hugo Linares es 4381-6213.