Sr. Presidente: Ezeiza y zona le pide agua potable.                                     Y el cese de las actividades del Centro Atómico Ezeiza.
El jueves 19 de mayo a las 11 de la mañana, vecinos de Esteban Echeverría, Ezeiza y La Matanza, organizaciones no gubernamentales ecologistas y medios, nos reuniremos en la histórica Plaza de Mayo para entregar un Petitorio al Presidente de la Nación Dr. Néstor Kirchner.

Por la distribución de agua potable en las zonas comprendidas por la pluma de contaminación relevada en la pericia judicial,

Por el cese de las actividades del Centro Atómico Ezeiza, que viene contaminando durante años el ambiente regional.

Los esperamos.

Mas información

ASOCIACION CONTRA LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL DE ESTEBAN ECHEVERRIA aambientalheverria@yahoo.com.ar

Dr Valentin Stiglitz (011) 2296-3955

Claudio Caruso (011) 1544002059 nuevociudadano@hotmail.com

www.renace.net


Buenos Aires, 20 de abril de 2005

A raíz de la publicación del artículo que se encuentra en esta página, la Autoridad Regulatoria Nuclear nos envió la siguiente nota

Radiotaxis & Remises Argentina

CONTAMINACIÓN CON URANIO EN EZEIZA    Antonio Elio Brailovsky   13-4-2005

Las informaciones sobre la existencia de contaminación radiactiva en las napas subterráneas de la zona de Ezeiza son extremadamente preocupantes.

El origen de esta información es un peritaje efectuado por el geólogo Fernando Máximo Díaz sobre el agua subterránea de una zona próxima al Centro Atómico Ezeiza. Este informe ha sido profusamente mencionado pero muy poco leído, dado su carácter técnico. Me gustaría que estos comentarios les ayuden a leerlo y a formarse sus propias opiniones en un tema tan complejo.

Este peritaje se realiza en el marco de una denuncia pública formulada hace varios años por la Asociación contra la Contaminación Ambiental de Esteban Echeverría. La denuncia fue recogida por una fiscalía y tramita en el juzgado del Dr. Santamaría.

Los análisis de aguas fueron realizados en los laboratorios de la Autoridad Reguladora Nuclear (ARN), que es el ente que debe controlar la actividad nuclear en el país.

EL ORIGEN DEL PROBLEMA

Hace unos 20 años, las autoridades del Centro Atómico Ezeiza presentaron como un gran logro tecnológico un nuevo sistema para deshacerse de los residuos radiactivos líquidos. Simplemente iban a dejarlos filtrar en el suelo (en unas llamadas "trincheras de infiltración"), con el argumento de que las arcillas se encargarían de retener todos los tóxicos y a las napas subterráneas llegaría solamente agua limpia.

Dijeron que habían hecho experiencias de laboratorio que les demostraron que el método era inocuo.

Se trata de un buen ejemplo de soberbia tecnológica, porque quienes trabajan con sistemas naturales saben que no hay nada más diferente a un laboratorio que la naturaleza. En un laboratorio todas las variables están controladas y las ecuaciones pueden tener una forma elegante. En cambio, en el medio natural siempre aparecen imponderables capaces de romper cualquier predicción.

Ésa fue precisamente la crítica que hicieron los ambientalistas al método usado en el Centro Atómico Ezeiza. Que los riesgos de contaminar las napas eran demasiado grandes y el margen de seguridad era demasiado pequeño como para que se justificara seguir adelante.

Tal vez el imponderable más fuerte fue el ascenso de las napas de buena parte del Gran Buenos Aires, incluyendo las que están por debajo del Centro Atómico. O tal vez las partículas de uranio se comportaron en el medio natural de un modo diferente de como se habían comportado en el laboratorio.

Lo cierto es que el uranio, que nunca debió haber salido del Centro Atómico, apareció en el agua subterránea que la gente usa para beber, y contaminó una zona muy extensa.

LA CONTAMINACIÓN CON URANIO.

Los mapas presentados por el perito muestran la presencia de uranio en el agua subterránea. en niveles que no la hacen potable. Más allá de la radiactividad, que puede provocar casos de cáncer y nacimientos deformes, el uranio es tóxico en sí mismo y beber agua con uranio puede afectar gravemente los riñones.

Previsiblemente, hay muy altos niveles de contaminación bajo la fuente principal, el Centro Atómico Ezeiza, y esa contaminación disminuye a medida que nos alejamos del Centro Atómico, dispersada por el movimiento del agua subterránea.

Más allá de la obvia gravedad de la situación, en los mapas del perito hay otros datos que permiten suponer un riesgo mucho mayor del que fue presentado en los comentarios periodísticos sobre el tema.

Y es que podemos destacar el carácter irregular del mapa presentado.

Si tuviéramos una sola fuente de contaminación con uranio (las trincheras de infiltración), el mapa se parecería a los círculos concéntricos que forma una piedra cuando cae al agua: habría un círculo de mucha contaminación al centro y círculos de menos contaminación a medida que nos alejamos de ese centro.

Si embargo, se observan focos de intensa contaminación con uranio, que no responden a este comportamiento. Es decir, que hay primero una zona muy contaminada, después otra menos contaminada y más allá aparece otra donde la napa tiene más cantidad de uranio. Esto puede significar la existencia de emisiones gaseosas de uranio, que se depositaría en el suelo e iría infiltrando hacia las napas.

Es decir que en algún momento se dispersaron gases con uranio por las chimeneas del Centro Atómico Ezeiza. Como la actividad nuclear sigue siendo secreta y las resoluciones de la Autoridad Reguladora no se publican, no sabemos si se autorizó una conducta tan irresponsable como rociar a los vecinos de Ezeiza de partículas radiactivas. Al respecto, el informe del perito dice que "la descarga de uranio particulado a la atmósfera de produce en la actualidad como parte del proceso industrial de CONUAR S.A., constituyendo por lo tanto ésta la fuente actual que más está contribuyendo a la extensión areal de la contaminación de uranio del suelo y del agua subterránea".

Les expreso mi desconcierto: ¿es que alguien permite que se arrojen particulas de uranio al aire en un área poblada? Comprendo -aunque no justifico- que lo haya autorizado Stalin en los comienzos de la Guerra Fría cuando necesitaba fabricar bombas atómicas para enfrentar a los Estados Unidos. Pero a nosotros, ¿qué explicación patriótica podrán darnos para justificar estas emisiones de uranio?

Si el uranio que no aparece debajo del Centro Atómico proviene de emisiones gaseosas, no hay dudas de que alguien lo estuvo y lo está respirando. Y que más tarde o más temprano vamos a encontrar uranio en las casas y en los pulmones de los vecinos de Ezeiza.

El campo 5, donde se entierran residuos radiactivos,
está a 60 metros del Barrio Parque La Celia

LA MANIPULACIÓN DE LOS DATOS DE LABORATORIO

Uno de los aspectos más llamativos del informe del perito es que encontró que se falsificaron los resultados del laboratorio. Dice el perito:

"Las falencias en el cálculo del isótopo U235 consisten en que los valores informados difieren del resultado matemático que surge de la estricta aplicación de las fórmulas correspondientes sobre las variables medidas"

"Ha habido selectividad en estas falencias, pues aún cuando el proceso de cálculo es el mismo tanto para los tres isótopos (U234, U235 , U238), como para U total, es significativo que las falencias se hayan circunscripto exclusivamente al isótopo U235, siendo correctos los restantes cálculos"

"Las falencias son relevantes, en cuanto las alteraciones resultantes en las relaciones isotópicas impactan en forma altamente significativa en los factores de enriquecimiento del uranio presente en las muestras"

"Los factores de enriquecimiento que surgen de los resultados incorrectos no son erráticos, sino que llevan a la falsa categorización del uranio presente como "uranio natural", alterando la categorización que surge de los valores medidos".

"Las falencias detectadas no presentan características de errores (ni sistemáticos ni aleatorios), sino de modificaciones manuales y conscientes por parte de los operadores intervinientes, que confieren al conjunto de las muestras una relación isotópica falsa, en cuanto difiere de la relación isotópica que surge de las mediciones y altera significativamente la categorización del tipo de uranio presente en las muestras" (página 30 del informe).

¿Para demostrar qué cosa se manipularon los datos? La respuesta está en el informe de la Autoridad Reguladora Nuclear, que dice en sus conclusiones: "Los resultados de las mediciones realizadas por indicación del Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional N° 1 de Lomas de Zamora, en el marco de la Causa 5452, considerando tanto los radioisótopos como la actividad detectada, son compatibles con niveles de material radiactivo presentes naturalmente en el medio ambiente".

Traduciendo los datos técnicos al lenguaje corriente: el uranio que encontramos en la naturaleza es uranio 238 en más del 99 por ciento (y casi nada de U235). Quiere decir que si encontramos una cantidad significativa de U235, no estamos ante uranio de origen natural sino ante una contaminación.

En otras palabras, que se habrían cambiado los resultados de laboratorio para poder decir que los únicos materiales radiactivos existentes en las napas son de origen natural y que el Centro Atómico no es responsable de nada de lo que se haya encontrado.

El suministro de agua tiene que ser confiable (Francisco de Goya y Lucientes:
"Las muchachas del cántaro", óleo sobre tela, Madrid, Museo del Prado, 1791.

LA CONTAMINACIÓN CON NITRATOS.

Un aspecto relevante del informe del perito es que constató la presencia de un alto nivel de contaminación con nitratos en las napas de toda la zona.

La primer pregunta que surge es: ¿por qué el perito buscó nitratos si su tarea era buscar uranio? En principio, los nitratos son un contaminante frecuente en caso de pozos negros mal mantenidos. Es decir, suelen provenir de una contaminación por materias fecales.

Y realmente, los mapas de contaminación de aguas muestran una muy fuerte presencia de nitratos originada en el Centro Atómico Ezeiza. Sólo que si uno las compara con lo que aparece debajo del Aeropuerto de Ezeiza, llaman la atención las diferencias: en el Aeropuerto hay mucha más gente que va al baño de la que hay en el Centro Atómico y sin embargo, los nitratos del Centro Atómico son mucho más relevantes que los del Aeropuerto. El agua subterránea llega al Centro Atómico casi limpia: entra con 10 miligramos de nitratos por litro y sale con 100 miligramos por litro. En cambio, el agua subterránea llega al Aeropuerto bastante contaminada y allí varía entre los 60 y los 80 miligramos por litro (ver los mapas del perito Díaz).

¿Qué quiere decir esto? Que los baños no alcanzan para explicar esa enorme contaminación con nitratos. Allí hay mucho más que materia fecal.

Efectivamente, el perito encontró que "hay constancia documental de la descarga por infiltración de residuos líquidos de alta acidez, corrosividad y elevado contenido de nitrógeno en el Centro Atómico Ezeiza". ¿Lo tengo que decir con todas las letras? Esto significa que han arrojado ácido nítrico en grandes cantidades en las napas de agua subterránea. ¿A qué llamamos grandes cantidades? Un sólo ejemplo: en 1969-70, el perito documenta que se arrojaron más de 1.000 litros de "soluciones nítricas".

¿SOLAMENTE AGUA SUBTERRÁNEA?

Esta situación va mucho más allá de la que aparece por la contaminación del agua subterránea. Lo que ocurre en Ezeiza pone en cuestión no sólo al Centro Atómico Ezeiza sino a la gestión nuclear en su conjunto.

Porque todo lo que se hace en Ezeiza está minuciosamente controlado por la Autoridad Regulatoria Nuclear, cuya función es, precisamente, que no ocurra lo que está sucediendo. Del mismo modo que la función de los inspectores municipales es verificar que las puertas de las discotecas se puedan abrir ante una emergencia.

Si puede ocurrir una contaminación de esta magnitud, si el Centro Atómico Ezeiza puede tirar a la napa durante 20 años uranio y ácido nítrico, y uranio a la atmósfera sin que la Autoridad Regulatoria se dé por enterada, es que el sistema de control funciona realmente mal.

Nos debemos una profunda discusión sobre cómo va a realizarse el control de la actividad nuclear en el futuro.

Y es claro que las principales víctimas de un control deficiente son los propios trabajadores nucleares. Hemos escuchado en muchas reuniones que los profesionales del Centro Atómico nos decían: "Ese agua la tomamos nosotros y se la damos a nuestros hijos en la guardería". Se estaban refiriendo a la misma agua que ahora sabemos que no es potable.

La Autoridad Reguladora Nuclear, ¿lo sabía y lo ocultó, dejando que su personal y sus hijos tomaran agua que no es potable? ¿O no se molestó en averiguarlo, dejando de cumplir con su función?

Un gran abrazo a todos.

Antonio Elio Brailovsky

---------------------------------------------------------------------------

El informe del geólogo Díaz (texto y mapas) puede consultarse en http://www.greenpeace.org.ar/index.php
Los informes de la Autoridad Reguladora Nuclear están en: http://200.0.198.11/comunicados/16-3-05a.htm

MAS DE 3000 PERSONAS SE REUNIERON EN EZEIZA FRENTE A LA MUNICIPALIDAD

RENACE Red Nacional de Acción Ecologista
2/03/05
CONTAMINACION RADIACTIVA EN EZEIZA

INÉDITO: MÁS DE 3000 PERSONAS SE REUNIERON EN ESTEBAN ECHEVERRIA FRENTE A LA MUNICIPALIDAD, DONDE APLAUDIERON EL PEDIDO DE RENUNCIA DE LAS AUTORIDADES DE CNEA Y LA ARN (AUTORIDAD REGULATORIA NUCLEAR).
LA REUNIÓN FUE CONVOCADA POR LA ASOCIACIÓN CONTRA LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL DE ESTEBAN ECHEVERRÍA (ACCAEE) PARA DAR A CONOCER LOS RESULTADO DEL PERITAJE JUDICIAL QUE DEMUESTRA CONTAMINACIÓN RADIACTIVA DE AGUAS SUBTERRÁNEAS.
TRAS LA PRESENTACIÓN DEL MÉDICO PEDIATRA VALENTÍN SITGLITZ, DE LA ASOCIACIÓN, HABLARON ANTONIO BRAILOVSKY, RAÚL MONTENEGRO Y JOSÉ ESAIN.
Esteban Echeverría, Buenos Aires, Mar del Plata y Córdoba, abril 2 de 2005.- Más de 3000 personas concurrieron al encuentro organizado por la Asociación Contra la Contaminación Ambiental de Esteban Echeverría (ACCAEE), una organización miembro de la RENACE, donde se informó sobre el peritaje judicial que demuestra la contaminación radiactiva de las aguas subterráneas que produjo el Centro Atómico de Ezeiza (CAE).
Originalmente la reunión se iba a concretar en la Cámara de Comercio de Esteban Echeverría "pero había tanta gente en la calle -indicó Valentín Stiglitz- que debimos trasladar la multitudinaria reunión a un espacio abierto frente a la Municipalidad".
Al trasladarse, los vecinos improvisaron una manifestación por las calles de la ciudad.
Con más de 3000 personas en la calle, y los micrófonos instalados en las escalinatas de la Municipalidad, Valentín Stiglitz inauguró el encuentro agradeciendo la masiva presencia de vecinos y reivindicando la necesidad de que cada ciudadano "sea informado y sepa lo que pasa".
En primer lugar habló Antonio Brailovsky, ex Defensor Adjunto del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, y profesor en la UBA. Brailovsky describió la naturaleza de las aguas subterráneas en la zona y muy especialmente el Puelche. "Las tres napas no están aisladas entre sí. Cuando una de ellas se contamina las otras también pueden contaminarse". Tambièn reivindicó la actuación de la justicia "y el enorme valor y seriedad del informe pericial. En Ezeiza hay un antes y un después tras los seis informes que produjo el perito geólogo Fernando Máximo Díaz".
EL INFORME YA DEMOSTRÓ QUE HAY CONTAMINACIÓN RADIACTIVA.
Acto seguido habló el Dr. Raúl Montenegro, Premio Nóbel Alternativo 2004, presidente de FUNAM. Sostuvo que el peritaje realizado para la justicia "es serio, muy completo y contundente. Contrasta con el pobre nivel técnico de los informes publicados por la Autoridad Regulatoria Nuclear para minimizar la pericia". Agregó que el peritaje "demostró la contaminación de las aguas subterráneas con uranio. Hay dos áreas donde se supera el máximo aconsejado por la Organización Mundial de la Salud de 15 microgramos por litro, una de 2500 hectáreas en el sector oeste del Centro Atómico y barrio La Celia, y otro de superficie parecida pero menos definido que llega hasta Monte Grande". Cargó luego contra la CNEA e indicó que el organismos "no sabe leer las leyes Argentinas". Aclaró que la CNEA difundió públicamente, en forma errónea, que de acuerdo a la ley nacional 24051 el agua potable "podía tener 100 microgramos por litro de uranio. La ley no dice esto. Establece sí un máximo de 100 microgramos de uranio por litro para fuentes de agua (subterránea, ríos, lagos) que vayan a ser tratadas. CNEA también olvidó decirle a la gente que esa misma ley fija un contenido máximo de uranio de 10 microgramos por litro para aguas de riego. Es difícil explicarle a un habitante de Ezeiza porque las zanahorias pueden recibir 10 microgramos de uranio por litro de agua, y los vecinos 100 microgramos. El máximo hallado por el peritaje fue 56 miligramos por litro de uranio". Tras resumir los valores de radiactividad Alfa, Beta total y radón 222, todos indicadores de contaminación radiactiva a los valores y distribución hallados, indicó que el Centro Atómico Ezeiza "registró en noviembre de 1999 dos zonas con suelos fuertemente contaminados, de 39x39 metros y 5x5 metros y evaluó como remover ese suelo. No pueden decir entonces que no hay contaminación radiactiva. Lo que hay es ocultamiento de información".
Cuando Montenegro pidió la renuncia de los presidentes de CNEA y la ARN, y la inmediata intervención del Centro Atómico Ezeiza, se escuchó un multitudinario aplauso. "El Centro Atómico debe cesar toda descarga de contaminantes al ambiente, aunque tenga autorizaciones, y se debe realizar en sus instalaciones una auditoría independiente con veedores vecinales. Hay que saber todo lo que allí ha venido ocurriendo durante años. Recordemos que el peritaje indica como posibles fuentes las instalaciones de CONUAR, las tres trincheras donde se descargaban residuos radiactivos líquidos y Campo 5, este último ubicado a metros de barrio La Celia". Ante una pregunta indicó que el uranio es cancerígeno "sobre todo cuando ingresa al organismo" y que por su naturaleza tóxica "también afecta el funcionamiento de los riñones
LA IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACIÓN POPULAR PARA QUE NO SE OCULTE INFORMACIÓN Y SE CONTROLE AL ESTADO.
A continuación habló el Dr. José Esaín, reconocido abogado especialista en derecho ambiental de la ciudad de Mar del Plata. Indicó que gracias al Artículo 41 de la Constitución Nacional "hoy las personas gozan del derecho a vivir en un ambiente sano y equilibrado en el marco de un desarrollo sostenible. Pero esto implica además el deber de defender ese bien. Por eso las personas pueden y deben fiscalizar las actividades contaminantes. En otras épocas los responsables de contaminar ocultaban lo que ocurría y marginaban a la sociedad civil. Hoy el derecho otorga herramientas para que esto no suceda, y le da participación a las personas en la protección del ambiente frente a cualquier alteración e incluso la posibilidad de presentarse ante la justicia. Es importante, además, que se accione civilmente contra todos aquellos que dañaron la salud y los bienes de las personas".
José Esaín agregó que hoy ciudadanía significa "plena pertenencia a una comunidad, donde pertenencia es la participación de los individuos en la determinación de las condiciones de su propia asociación comunitaria. Así, el sistema entiende que participación alude no solo al goce de los derechos, sino también a asumir responsabilidades. Esta multitudinaria participación de los pobladores de Esteban Echeverría amenazados por la contaminación es una clara muestra de cómo los ciudadanos asumen su responsabilidad".
Finalmente y en diálogo abierto con las personas presentes en el multitudinario encuentro, los especialistas invitados dieron recomendaciones para protegerse "hasta tanto el estado tome cartas en el asunto". "Es importante que todas las personas limpien los tanques de agua y saquen sus sedimentos", indicó Raúl Montenegro. "Pueden guardarlos en botellas para un eventual análisis, pero lo más importante es limpiarlos. Los sedimentos suelen guardar la historia de la contaminación que sufrió cada tanque, y pueden pasar al agua de bebida de la vivienda". Recordó además que el uranio y los nitratos "se concentran al hervir el agua pues no son volátiles".
Para mayor información contactar a:
Valentín Stiglitz  : vstigli@intramed.net
Antonio Brailovsky  :brailovsky@uolsinectis.com.ar
Raul Montenegro : montenegro@funam.org.ar
José Alberto Esaín : jaesain@yahoo.com.ar

www.renace.net